El Coronavirus: ¿Cómo es que infecta al hombre tan fácilmente?


| Códice 21 | Desde codice21.com.mx
El Coronavirus: ¿Cómo es que infecta al hombre tan fácilmente?

Salud

Abril 10, 2020 14:17 hrs.
Salud Nacional › México Guerrero
Códice 21 › codice21.com.mx

2,098 vistas

Buscar en la superficie del nuevo coronavirus el pase que permite el acceso a las células: este es el reto al que se enfrentan los investigadores de todo el mundo en estas semanas, en un intento de encontrar nuevas dianas terapéuticas para el COVID-19. Algunos análisis genéticos y microscópicos habrían identificado una ’llave’ en una proteína superficial del virus que parece preparar el camino para entrar en el cuerpo; otros estudios se centran, en cambio, en algunos receptores específicos de las células humanas, las ’puertas’ que el SARS-CoV-2 utiliza para entrar.

Primer sospechoso: una enzima
El nuevo coronavirus parece propagarse más rápido que el SARS, y ha infectado 10 veces más personas hasta ahora. Como se explica un artículo en Nature el SARS-CoV-2 infecta al organismo huésped utilizando una proteína de su superficie, la espícula, que se une a la membrana celular de la ’víctima’ en un proceso facilitado por varias enzimas. El análisis genético del nuevo coronavirus, como el publicado en el servidor ChinaXiv por Li Hua, biólogo estructural de la Universidad Huazhong de Ciencia y Tecnología de Wuhan, sugieren que la espícula del SARS-CoV-2 es diferente de las de otros coronavirus ’relacionados’ con él, y que en la superficie de esta proteína hay un sitio activado por una enzima de las células huésped, la furina. La furina se encuentra no sólo en los pulmones humanos, sino también en muchos otros órganos y tejidos, como el hígado y el intestino delgado. Tal vez la presencia de esta enzima podría explicar algunos de los síntomas registrados por los pacientes con síntomas severos de COVID-19, como la insuficiencia hepática. Si la hipótesis resulta ser fundada, esto implicaría que el nuevo coronavirus tiene el potencial de atacar múltiples órganos. Dudas. Otros grupos de trabajo también han puesto sus miras en el sitio de activación de la furina, que, según afirman, puede facilitar la transmisión del SARS-CoV-2 de persona a persona. Los mismos sitios se encuentran también en otros virus que se propagan fácilmente en la población, como los de algunas formas graves de gripe (en este caso no se encuentran en la espícula, sino en una proteína llamada hemaglutinina). Sin embargo, la hipótesis de la furina no es del todo convincente para la comunidad científica. Algunos virólogos recuerdan que la espicola y la hemaglutinina – las proteínas de la superficie de los coronavirus y los virus de la gripe – no se parecen en absoluto, y que hasta ahora el SARS-CoV-2 ha tenido un comportamiento tan impredecible que se necesita un análisis más profundo para confirmar esta teoría.

Segunda iniciación: un receptor
Los mismos grupos de trabajo que estudian la furina, también buscan moléculas capaces de desactivarla, que puedan servir como posibles terapias. Otros investigadores están abordando el problema en la orilla opuesta, no analizando la superficie del virus sino la de las células infectadas. Jason McLellan, biólogo de la Universidad de Texas en Austin, ha demostrado que la espícula del nuevo coronavirus se une a un receptor en las células humanas – la enzima de conversión de la angiotensina 2 (ACE2) – 10 veces más firmemente que el virus del SARS. Encontrar una droga que pueda bloquear este receptor podría dificultar el acceso del patógeno a las células.

Quo.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.